viernes, 21 de junio de 2024

Atardecer junto al mar





 

Un tibio y luminoso atardecer junto al mar, otro momento agradable para disfrutar y recordar cuando nos alcance el frío invierno con sus vientos furiosos.

jueves, 20 de junio de 2024

La diosa y el mar

Ayer por la tarde la rambla estaba muy concurrida, hizo un día espléndido a pesar de la altura del año, arañando el invierno. Entre otras imágenes que tomé. está esta en la que se ve a la diosa del mar de las religiones umbandistas, Iemanjá. Es la representada en la pintura en la escalera a la derecha, por supuesto. Lo aclaro por las dudas, porque yo mismo, cuando andaba por los veinte años de edad, habría pensado que la diosa era la otra.

martes, 18 de junio de 2024

Malévolo félido

A mí me gustan mucho los Felis silvestris catus, todos mis amigos lo saben, tengo dos ejemplares conviviendo conmigo (o más bien, yo con ellas) y he tenido más de ellos de una sola vez en alguna oportunidad. Resulta que a la vuelta de mi casa hay, agazapado entre los grises edificios del barrio, un ejemplar de Panthera tigris de considerable tamaño y de carácter tirando a agreste y feroz. Todos sabemos que tanto los primeros, como los Panthera tigris son miembros de la misma familia, los Felidae, es decir que todos son parientes, aunque los más compactos y prácticos Felis catus pertenecen a la subfamilia Felinae  y los Panthera tigris, por su lado, a la subfamilia Pantherinae. Vienen a ser algo así como  comanditas diferentes dentro de una misma familia, por más que sean primos, se nota que no son italianos. Parece complicado (en realidad lo es), pero juro que es así es como me aseguraron que son las cosas. 
Pues bien, en realidad este breve preámbulo fue para manifestar mi creciente molestia ante la desagradable actitud manifestada por el energúmeno del barrio, el ya mencionado Panthera tigris, que dedica sus ratos libres, o sea casi todo el tiempo,  a asustar a cualquiera que vea en la vuelta, como sucedió en el caso del pobre Homo sapiens acompañado por sus dos Canis familiaris (esta vez prefiero omitir otros detalles de parentezco) de la foto, que al escucharlo rugir hicieron mutis por el foro de forma disimulada pero veloz.                 

lunes, 17 de junio de 2024

Somos lo que creemos

Una buena parte de la prensa local, siempre sensible al elogio, especialmente si proviene de fuentes inobjetables como alguna publicación extranjera, cualquiera sea su prestigio, recoge la excelente imagen que tienen de nosotros, de nuestros hombres públicos e instituciones democráticas, de la relativa igualdad socioeconómica y cultural entre los diversos componentes de nuestra ciudadanía, concluyando que somos un ejemplo a imitar por nuestros conflictuados vecinos, un país poco menos que idílico al cual vale la pena venir a vivir después de jubilarse en algún otro lado (y contar con un ingreso más o menos suculento, naturalmente). Lo repiten tanto, vaya uno a saber por qué, que hemos terminado por creérnoslo, ya casi, casi convencidos de que a pesar de algunas disidencias sin importancia, después de todo vivimos en el mejor de los mundos. Y debe de ser a sí nomás porque si no vean la foto de hoy, pues como no me canso de repetir como un mantra, la fotografía no miente.

domingo, 16 de junio de 2024

El centro en otoño

Aún quedan por delante unos pocos días de otoño, con su luz tan particular, colores suaves y sus sombras alargadas y tratamos de disfrutarlos todo lo posible (estuve tentado de hacerme el leido y escribir "escanciar ese vino hasta las heces", pero luego pensé que ese hispanismo un tanto demodé podría prestarse a confusión). Pues eso, aprovechemos estos últimos respiros, que dentro de poco los vamos a añorar sobradamente.

viernes, 14 de junio de 2024

El ofrecimiento

Por fin...las cosas no podían continuar para siempre tal como estaban, en algún momento todo se iba a tener que arreglar, a mejorar... Iba por ahí, ya ni recuerdo por dónde, enfrascado, o más que enfrascado, embotellado en mis acuciantes problemas, cuando surgió, de la nada, esa alma caritativa que, haciendo gala de una generosidad insospechada, se ofreció a ayudarme a solucionar mis embrollos. Y yo, que ya desesperaba de recibir ayuda, como dicen que "a la oportunidad la pintan calva", sin pensarlo me "lancé al agua" (es un decir) y decidí "tomar el toro por los cuernos" (curioso, ¿no?). También dicen algo respecto a "agarrar al tigre por la cola", pero no recuerdo bien en qué contexto.  El caso es que decidí aceptar y salió todo mejor de lo que esperaba, la única molestia fue tener que pincharme la yema del índice de la mano izquierda unas cuantas veces para mojar la pluma con la que firmé el contrato de aceptación. Ahora ya está, únicamente me resta aguardar los primeros resultados de mi trato. Estoy tan ilusionado...

lunes, 10 de junio de 2024

Modelo siempre disponible

Como muchos otros fotógrafos, siempre estoy pronto para utilizar escenarios y modelos que se hallan a mano, aunque más no sea para no perder la costumbre. Las mascotas están, naturalmente, disponibles en todo momento y lo que es mejor, no cobran caché ni se lamentan después de lo mal que salieron en la foto. Mi gata Arrobita, por ejemplo, residente permanente de la azotea  que repetidamente me ha hecho comprender lo fóbico que le resulta el interior de mi casa, o sea, los estratos inferiores, a menudo realiza para mi beneficio poses y cabriolas, sospecho que con la intención de salir en la estampita. Para dejarla contenta aquí va una imagen que estoy seguro que le va a gustar.

domingo, 9 de junio de 2024

Respiro otoñal

Parece ser que las ofrendas y sacrificios que hemos estado realizando en las últimas semanas al dios o diosa del clima (que es diferente para las diversas creencias) ha dado resultado y el (otrora) clemente otoño volvió a presentarse como tal, no sé ya si para aliviarnos del frío extemporáneo que hemos estado sufriendo o por puro sadismo, para darnos esperanzas y luego quitárnoslas. El caso es que el fin de semana estuvo muy agradable y esta tarde subimos a leer un rato a la azotea, en medio de hojas secas de los plátanos y bajo un cielo más gris que cian. Mientras Pola está enfrascada en su libro y la responsable del lugar, la pequeña Arrobita la observa con interés, que los gatos, que suelen ser más bien friolentos, también agradecen la tregua meteorológica.

sábado, 8 de junio de 2024

Conocer o no

Es apenas una manera un tanto "artimañosa" de observar la realidad, aunque por las dudas aclaro que no me interesa el personaje político fotografiado en sí y bien podría ser otro. Quiero ir más allá, porque creo que lo que es engañoso es el eslogan publicitario usado. ¿Qué podemos conocer realmente de un personaje público cualquiera, de un político, de cualquier persona, en realidad? Bastante poco, apenas si a lo largo de nuestras vidas conseguimos llegar a conocernos un poquito a nosotros mismos. Creemos muchas cosas, creemos en personas, ideologías y lo que quieran, por motivos probablemente muy diferentes a los que pensamos. Si ocurre que descubrimos, tras años de convivencia, aspectos que nos gustan o no de personas con las que convivimos, ¿cómo podemos pretender saber quién es en realidad un candidato al que votamos para confiarle, por un mínimo de cinco años, la dirección de tantos aspectos importantes de nuestras vidas?  
¿Qué tiene que ver esto con la fotografía? Pues le preguntaron una vez al gran fotógrafo estadounidense Walker Adams (link) si las fotografías podían mentir, y él respondió que "por supuesto que sí, de hecho casi siempre lo hacen".