jueves, 21 de febrero de 2019

Los peligros de la capital

Supongo que soy un caso atípico, pero no hace aún tres días que estoy en el balneario y ya quiero regresar a Montevideo, lo único que me ha rescatado, en parte, del aburrimiento fueron las pocas horas que pude pasar nadando en el mar, Quiero regresar a mi ciudad a pesar de sus tan promocionados peligros, el mismísimo Nosferatu me espera para platicar a la luz de la luna, me dijeron.